Cada vez que entro en Instagram pienso Jo… que mierda de vida llevo y es que hay tanto perfil postureo, maqueado, que poco se acerca a la realidad. Todos de una manera u otra caen en el “perfeccionismo” o “vender que se levantan como auténticas estrellas de cine”, y por otro lado, cada vez somos más los que nos aburrimos soberanamente de este tipo de perfiles. No cuela, y hay con algunos aspectos que ya se han convertido en tan típicos que si quieres destacar te aconsejamos no caer en la costumbre.

1º Jo… que mierda de vida debo llevar

Una conclusión típica que nos hacemos cuando vemos perfiles de ciertos personajes, fiestas, eventos, postureos, y no, no es que lleves una mierda de vida, es que sólo muestran lo mejor de las suyas, y un día, vale, hasta te gusta conocer ese tipo de vida, pero no cuela, que todos sus días, sean días de estrellato.

2º Chicos/as que siempre van muy apañados

Perfiles y perfiles de chicos/as que salen impolutos, con las mejores ropas y los mejores paisajes de fondo, y tu pensando, todas mis fotos son en el mismo lugar, con el mismo fondo y creo que repito demasiado modelito. Haces bien, porque entonces tu perfil corresponde al de todo hijo de vecino, vamos que lo de no repetir modelo, esta sobrevalorado.

3º No he pisado una fiesta como esa en mi vida

Fiestas que parecen sacadas de las revistas, paisajes de ensueño, gente “top”, postureo. La mayoría a la fiesta más importante que vamos es a la del cumpleaños de un colega y que es en el mismo sitios de siempre, tiene su encanto, que lo de conocer sitios de cine, también esta sobrevalorado.

4º Cacho escritorio

Tema que me hace pensar que soy la persona más desordenada del mundo, porque no he “pipiao” por ahí, ni un escritorio con una motita de polvo, un papel desordenado o un boli sin “capuchón”.

5º Desayunos modernos

Mi tema preferido, no consigo prepararme ese desayuno ni en el mejor de mis sueños, desayunos que son sacados directamente de un catering, vamos no me fastidies, hecho tiempo y pienso: unos 15 min en prepararlo, unos 15 min en hacer la fotito de rigor perfecta y otros 15 min en tomarselo, no compensa, ser sinceros, no compensa levantarse casi una hora antes “pá hacer ese desayuno”, un café y tira millas. Os pongo la foto de mi desayuno:

Tía que no has puesto el desayuno? Tengo respuesta:

No desayuno porque no me da la vida.

Lo que más gracia me hace de estos perfiles que rozan la superficialidad hasta limites no saludables, es que luego les haces un comentario y ni contestan, entonces me relajo y pienso debe estar buscando los filtros adecuados y no le da tiempo a responder, no me sirve, el objetivo de tu perfil debe ser la interacción y la comunicación, y por muy perfecto que parezcas, sino interaccionas, la perfección no se percibe.

Seamos “más jodidamente imperfectos”, más humanos, más yo, o sea más tú, sé como es la gente que te rodea.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *